CAMARONES CAPEADOS EN SALSA DE MOSTAZA-MIEL.


PARA LOS CAMARONES:
1 kg de camaron mediano.
1 cuchara de ajo picado.
1 cucharadita de paprika.
sal y pimienta al gusto.
1 lt de aceite (para la fritura profunda).
PARA EL CAPEADOR O TEMPURA:
1 1/2 taza de harina de trigo.
1 Huevo.
200 ml de agua helada, cerveza o leche.
sal y pimienta al gusto.
       OPCIONAL: pan molido o panco para pasar los camarones capeados antes de hecharlos al aceite.
PARA LA SALSA
– 1 1/2 cucharada de mostaza dijon.
– 2 cucharadas de miel de abeja.
– 1 cucharadita de vinagre blanco.
Procedimiento para camarones:
– Pelar y limpiar los camarones tratando de dejarle la cola parte de la cosa para poder tomarlos de ahi y darle estetetica al platillo.
– Una vez limpios, agregar el ajo pica, paprika, sal y pimienta e incorporar bien, dejar reposar 20 minutos antes de capear.
Procedimiento para la salsa:
– En un pequeño bowl para dip o salsa, agregar la mostaza, la miel y el vinagre.
– Con la ayuda de un batidor de globo o tenedor mezclar hasta incorporar y verificar sabor.
– Servir al centro o encima de los camarones listos.
Procedimiento para el capeador:
– Precalentar a fuego bajo el aceite para la fritura profunda en una caserola resistente al mismo y que nos de oportunidad de que el camaron se cubra con el aceite.
– Prepara un bowl con toalla absorvente para retirar los camarones una vez listos.
– En un bowl de tamaño mediano y limpio, agregar harina, huevo sal, pimienta y el liquido e incorporar con un batidor de globo o un tenedor, hasta obtener una mezcla densa y un poco espeza (dependiendo del gusto).
– una vez lista la mezcla, agregar los camarones y rebosar en la misma. (en el caso que se haya tomado la opcion del pan molido, revolcar los camarones por este una vez cubiertos en la mezcla del capeador).
Fritura profunda:
– Verificar la temperatura de nuestro aceite antes de agregar los camarones hechando una gota del capeador y checando que esta burbujee, estara lista.
– Agregar, los camarones ya listos al aceite caliente teniendo cuidado de no salpicar y de no llenar la caserola para que no pierda mucho calor.
– Con la ayuda de unas pinzas o alguna cuchara con agujeros o espumadera, retirar los camarones una vez que esten dorados y poner en el papel absorbente.
– Servir en un plato y decorar con la salsa de mostza-miel.
Previous De Valencia a Hermosillo.
Next Santo Remedio Chilaquiles

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *