Akitabara Casa Ramen.


En nuestra querida ciudad de Hermosillo en la calle Yañez con el número 133 entre las calles Sonora y Colosio, se encuentra una casa con la fachada rosa y en donde en su interior se encuentra un lugar que se conoce como Akitabara Casa Ramen. Es importante que recuerden bien el color de la fachada porque definitivamente batallamos muchísimo en encontrar el lugar, ya que no se ve el número 133 y no hay nada que diga el nombre del lugar. Gracias a unas amables personas que vieron nuestra cara “¿Dónde sera?” nos guiaron amablemente, también otras personas que nos topamos en la calle estaban en las mismas, que nosotros.

Pero antes de que  empecemos hablarles de este lugar, queremos explicarles ¿qué es el Ramen?, A grandes rasgos, el ramen es un cuenco de sopa de fideos de trigo preparado con un caldo muy aromático y acompañado de distintos ingredientes, que se añaden a modo de toppings. Puede ser una sopa caliente o fría, con carne, pescado o vegetariana, picante o más dulce, incluso hay versiones secas. Lo habitual es preparar el caldo por un lado, servirlo en cuencos con los fideos y coronarlo con el resto de componentes.

Después de esta breve explicación continuemos, ya una vez que encontramos el lugar tocamos el timbre y en el cual nos recibió muy amablemente una de las encargadas del lugar y nos preguntó cuántas personas éramos y mencionamos que dos personas y nos llevó hacia una habitación, en la cual hay varias mesas tanto para dos personas como para 4 o 6 personas. Es importante que sepan que el lugar todo funciona dentro de una casa antigua y que está dividida en dos salones con mesas. No vamos encontrar aquí un lugar de súper lujo, si no encontraremos un lugar con temática japonesa de anime y con dibujos en las paredes y posters haciendo énfasis en esta temática.

El servicio es atento y cordial y directo, hacen mucho énfasis que si son dos personas, debemos sentarnos en una mesa para dos, para así dar oportunidad a los grupos grandes, si puede ser que algún comensal pueda tomarlo a mal, pero es importante que sepan que esto es pensar en el comensal y que estén cómodos si más de dos personas. Como le decíamos el personal es atento y cordial, pero si hay demasiada gente si notamos que se pueden volver abrumados y romper un poco con los tiempos de atención y ver algunas deficiencias en el servicio, pero lo que nos llamo la atención es que aceptan estos problemas y piden disculpas de manera amable al cliente y que no dan excusas algunas, si no que aceptan el error y esto se los aplaudimos. Porque no le mienten al cliente nos dicen directamente la verdad del porque el retraso o que nuestros alimentos serán los siguientes en salir. Si tienen que mejorar varios puntos y esperamos lo vayan mejorando.

El menú que maneja su base principal es el Ramen, tienen unos ya establecidos como es el Ramen de la Casa (Noodles ramen en base de soya, carne de cerdo, hongo, naruto y cebollín) y tienen la opción de crear uno su propio Ramen con el noodle, base, topping y proteína que uno desee. También tienen platillos todos en base  gastronomía japonesa, como son los Onigiri que es el arroz relleno, Gohan (arroz al vapor), Takoyaki (bolitas rellenas de pulpo, bañadas en salsa negra) o los famosos Nikuman mejor conocidos como dumplings (pan al vapor, relleno de carne de pollo y vegetales), Los Ramen vienen en la opción de tamaño mediano o grande.

Decidimos ordenar el Ramen Miso (noodles ramen en base miso, pollo, brócoli, zanahoria, hongo y cebollin), Ramen Magician Red (noodles ramen en base spicy, pollo, tocino, huevo, naruto y cebollin) y unos Nikuman.

Después de una pequeña espera algo prolongada llegaron nuestros platillos a la mesa, y en donde nos das opción si queremos tenedor o palillos, ya es decisión de uno cual quiera utilizar, nosotros optamos por los palillos y a empezar a degustar. El primer contacto fue mágicamente extraordinario, los noodles habían absorbido por completo el jugo del caldo y se volvió un deleite para nuestro paladar, la textura era suave y con una explosión de especias y de los sabores de los diferentes toppings con los que venía nuestro Ramen. Mi acompañante no pudo evitar mencionarme una transportación a la casa de una amiga japonesa y sentir como si ella misma hubiera hecho el platillo que disfrutaba en ese momento. Aquí no tengan miedo en tomar el plato y llevarlo a la boca será un viaje inspirador para descubrir a mayor plenitud los sabores del caldo. Llegaron los Nikuman y que les decimos otra sorpresa culinaria, bien trabajada, sencilla presentación pero que el paladar disfrutara definitivamente y extraordinariamente. Su textura suave, sabor agridulce y que en un solo bocado se disfruta por completo.

Akitabara Casa Ramen es visitado por muchos estudiantes por la tarde, nos ofrece algo diferente y una temática totalmente japonesa tanto en anime como cultura pop japonesa. No es un lugar que nos ofrecerá lujo pero nos ofrecerá sin duda alguna un viaje extraordinario por la gastronomía japonesa y que muchos lugares de comida oriental japonesa en Hermosillo deberían ofrecer o aprender. Hay un esfuerzo total en la cocina de este lugar, que nos dejó con la boca abierta y que tienen que ir a conocer sin duda alguna. Se tiene que poner un mayor empeño en el servicio y mejorar varios puntos para nivelar el lugar y sobretodo algo que nos indique, donde está el lugar.

Alimentos: 9

Decoración: 6

Servicio: 5

Costo por persona: $130 pesos por persona, solo aceptan efectivo.

No cuenta con Estacionamiento

Previous Salmón con Ensalada de Aguacate y Tomate
Next Cerveza y Jazz

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *